Equipo Hoyt - Videos

19 de Octubre de 2013
Visitas: .
Duracion: min.

La historia de un padre y un hijo, que nos demuestran el poder de la aceptación y la superación personal. Un gran ejemplo de una actitud ante la vida.

Bendita sea tu pureza,
Y eternamente lo sea,
Pues todo un Dios se recrea
En tan graciosa belleza.

A Ti, celestial Princesa,
Virgen sagrada María,
Te ofrezco desde este día,
Alma, corazón y vida.

Mirame con compasión,
No me dejes, Madre mía.
más oraciones
Desarrollado por: WIBIK